El principio y el fin...

de la enseñanza Cristiana

Consiste en dar a conocer y “amar a Jesucristo”

Todo viene de Jesucristo...

Amar

... es el secreto de toda alegría

... porque amar es darse

todo es de Jesucristo...

Dios

da a todos los seres lo que necesitan...

... para cumplir su misión

todo tiene que ser para Jesucristo

QUIÉNES SOMOS

Cada uno de nosotros tiene una misión en la tierra, hay que buscar aquello en lo que Dios puede servirse de nosotros para la difusión y la realización.

Eventos

  • 22 May 2016
    Día del Árbol y la Biodiversidad El día 22 de mayo se festejo el día del árbol, en…
  • 11 May 2016
    Convivencia de Tercero de Bachillerato Ser lo que soy gracias a lo que todos somos...

Descargar libro - Ventana a la mujer.

Identidad Asuncionista

La vida nos obliga a vernos a través de unos modelos de belleza que nos frustran. Hombre y mujer son mestizos y, sobre todo, formalmente impuros.

Nuestra Fundadora

Santa María Eugenia de Jesús, o Marie-Eugénie de Jésus en francés, en el mundo Ana Eugenia (Anne-Eugénie) Milleret de Brou (Metz, 26 de agosto de 1817 - París, 10 de marzo de 1898), fue una religiosa católica francesa, fundadora de la congregación apostólica Religiosas de la Asunción. Fue beatificada en 1975 y canonizada en 2007, y su fiesta se fijó el 10 de marzo.

Fundación De la Asunción A los 22 años, Mª Eugenia se convierte en fundadora de las Religiosas de la Asunción, entregadas a consagrar toda su vida y todas sus fuerzas para extender el reino de Cristo en ellas mismas y en el mundo. En 1839, con otras dos jóvenes, y bajo la mirada de una mujer, que ayudaba en la casa y que no se daba cuenta de nada, Mª Eugenia empieza una vida comunitaria de oración y de estudio en un apartamento de la calle Ferou, a la sombra de “San Sulpicio” en París. En 1841, abrirán el primer colegio con la ayuda de la Señora de Chateubriand, Lacordaire, Montalembert y sus amigos. Corre el rumor de que han rechazado magníficas bodas y que saben hablar inglés.

En pocos años la comunidad contará con dieciséis hermanas de cuatro nacionalidades. M. Eugenia y los primeros miembros de la Asunción tienen la intención de unir lo antiguo y lo nuevo; unir los antiguos tesoros de espiritualidad y de sabiduría de la Iglesia en una forma de vida religiosa y de educación capaz de satisfacer las exigencias de los espíritus modernos. Se trata de asumir los valores de la época y, al mismo tiempo, inscribir los valores evangélicos en la cultura que está naciendo en esta nueva era industrial y científica.

La congregación desarrollará una espiritualidad centrada en Cristo y en la Encarnación, será a la vez profundamente contemplativa y entregada a la obra apostólica. Será una vida vivida en la búsqueda de Dios, el amor y el servicio a los demás. Desde ahora habrá un estilo de vida, una manera de ser, de pensar y de actuar que serán reconocidos como “de la Asunción”.

JoomShaper